Descubre-té viajando.


Poner distancia con lo habitual, con el entorno conocido, el trabajo, la familia, los amigos, todo aquello que te supone vivir "en línea", en bucle, en la ruedita del hámster, puede ser, además de divertido, una buena forma de descubrir-te.


Viajar implica abrir tu mente y tu corazón, ver diferentes colores, apreciar diferentes olores, sentir nuevas sensaciones, conocer otras culturas ..., todo ello supone aceptar el desafío de dejarte impactar por lo nuevo, por lo que está fuera de tu zona de confort y desde ahí abrirte a vivir el momento en el disfrute o desde el miedo a lo desconocido.


Nuestra vida de por sí ya es un baile de espejos, las personas de nuestro entorno nos reflejan constantemente quienes somos, es posible que tengas un compañero de trabajo que siempre te hace sentir mal o quizás una amiga con la que no sabes porque siempre acabas enfadada, todos ellos no dejan de ser espejos de quien eres tu misma aunque en muchas, muchas ocasiones, no te des cuenta.


En esos casos la rutina puede hacer que integres como natural esa "distorsión" en el contacto con tu entorno. Por el contrario la novedad de lo desconocido favorece que estés más alerta y puedas detectar con más facilidad la ayuda que esos nuevos "espejos" te están dispensando de forma desinteresada en tu camino de auto-conocimiento.


En cualquiera de los casos la experiencia te va a suponer avanzar un paso en tu propio crecimiento personal. Enfrentarte a esas nuevas situaciones es una magnífica oportunidad para indagar en ti, para reconocer como reaccionas en esos momentos y que tiene que ver esa forma de reaccionar con como vives tú tu vida en tu día a día.


Si es un viaje de conciencia, es decir, si tu viaje tiene entre sus objetivos esta motivación de conocerte un poco mejor, es interesante que puedas reservar unos minutos cada día para hacer repaso de los momentos que de alguna manera han provocado en ti un movimiento interno y observarlos desde la distancia, como un observador desvinculado del hecho concreto, sin juzgar, tal solo observando lo obvio. Te sorprenderás de lo que puedes descubrir de ti ;)


15 de agosto, feliz viajando por Bristol (UK),